Nuestros servicios están disponibles exclusivamente en México

Puertas cortafuego y de emergencia

Enfrentar un incendio puede ser una de las situaciones más críticas y peligrosas que una persona puede experimentar. Conocer qué hacer en caso de incendios es fundamental para preservar la vida de los individuos y minimizar los daños materiales. 

Este artículo busca brindar información vital sobre cómo actuar de forma efectiva durante y después de un incendio, además de resaltar la importancia de la prevención y educación en este ámbito.

¿Qué es un incendio?

Un incendio es la combustión no controlada de sustancias inflamables que se caracteriza por la generación de calor, llamas y humo. Este fenómeno puede presentarse en diversos escenarios y ser causado por distintos factores, incluyendo fallas en instalaciones eléctricas, manejo incorrecto de líquidos inflamables o condiciones ambientales propicias para un incendio forestal. 

¿Qué hacer en caso de incendios? Acciones inmediatas

En caso de encontrarnos ante un incendio, la respuesta rápida y la adecuada gestión de la emergencia son cruciales para controlarlo. Es prioritario mantener la calma para poder actuar con decisión y seguridad. 

Las siguientes acciones deben ser un reflejo bien aprendido para garantizar nuestra seguridad y la de quienes nos rodean.

Incendio en tu casa o espacio de trabajo

La tranquilidad es lo más importante en este tipo de escenarios, es necesario actuar de una manera rápida, pero responsable. Alerta a las personas de la situación y trata de calmar a quienes estén cerca. 

Si apenas inició el fuego y es posible controlarlo, puedes utilizar un extintor; si no lo logras, evita abrir puertas o ventanas, ya que el incendio se extiende con el aire, además, corta los suministros de energía eléctrica y de gas. 

Otro medio para sofocar las llamas que se generan por aceite o grasa es con ayuda de sal, polvo para hornear o bicarbonato; si lo que está ocasionando el fuego es un sartén, coloca la tapa para reducir el oxígeno.

En caso de evacuación, evita correr, gritar o empujar; cuando hay humo en las habitaciones, es ideal desplazarte a rastras en el suelo y, si es posible, tapa tu nariz y boca con un trapo húmedo. Recuerda que lo ideal es moverte por las escaleras y evitar los elevadores por posibles fallas. 

Antes de abrir una puerta, toca la perilla o manija, si la superficie está caliente es posible que el fuego esté detrás de ella. Si este es el caso, aléjate de las llamas y coloca trapos húmedos en la entrada del humo para evitar que se acumule en tu entorno.

Si no es posible bajar del edificio, sube hasta la azotea y mantén la puerta abierta para evitar que el humo se acumule en el cubo de las escaleras. En caso de lograr evacuar el espacio, aléjate del incendio para que las brigadas de auxilio hagan su trabajo. 

¿Cómo usar un extintor de incendios?

Los extintores son la primera línea de defensa contra un pequeño incendio. Su uso correcto puede significar la diferencia entre un incidente menor y una catástrofe. Si se encuentra en presencia de fuego, siga estas instrucciones para el uso de un extintor:

Selecciona el tipo de extintor adecuado

Los extintores están diseñados para apagar diferentes tipos de fuegos. Los tipos más comunes son:

  • Clase A: para materiales combustibles como madera, papel y tela.
  • Clase B: para líquidos inflamables como gasolina, aceite y pintura.
  • Clase C: para equipos eléctricos energizados.
  • Clase D: para metales combustibles.
  • Clase K: para incendios de aceites y grasas de cocina.

Recuerda el método PASS 

La mayoría de los extintores utilizan el método PASS, el cual consiste en lo siguiente:

  • Paso 1 – P (PULL): tira del pasador o seguro del extintor para romper el precinto.
  • Paso 2 – A (AIM): apunta la boquilla del extintor hacia la base del fuego, manteniéndote a una distancia segura.
  • Paso 3 – S (SQUEEZE): aprieta el gatillo del extintor para liberar el agente extintor.
  • Paso 4 – S (SWEEP): mueve la boquilla del extintor de lado a lado mientras descargas el agente extintor sobre el fuego.

Consideraciones de uso

  • Mantén la distancia: aléjate del fuego mientras usas el extintor. Por lo general, la distancia recomendada es de al menos 2 metros.
  • Recuerda los límites del extintor: cuentas con un tiempo de descarga limitado. Si el fuego no se apaga después de usar todo el agente extintor, debes retirarte de manera segura y dejar que los bomberos se encarguen de la situación.
  • Revisa el extintor regularmente: asegúrate de que el extintor esté en buen estado y tenga carga. Los extintores deben ser inspeccionados regularmente según las regulaciones locales para garantizar su funcionalidad.

Rutas de evacuación y puntos de encuentro

Las rutas de evacuación y los puntos de encuentro son elementos críticos en el plan de emergencia ante un incendio. Una ruta de evacuación clara y accesible asegura que los ocupantes del edificio puedan llegar a un lugar seguro de manera rápida y ordenada. 

Esto se consigue con salidas de emergencia señaladas claramente, pasillos libres de obstáculos, puertas de seguridad de calidad que se abran inmediatamente y que no entorpezcan la entrada y salida de las personas.

Los puntos de encuentro, por su parte, son lugares previamente establecidos donde los evacuados se reúnen para ser contabilizados y recibir más indicaciones. Se debe garantizar que estos espacios estén libres y debidamente señalizados.

Importancia de la prevención de incendios

Este es un componente clave para reducir la incidencia y el impacto del sinietro. Implementar medidas de prevención de incendios es una responsabilidad que implica tanto a instituciones como a individuos, ya que las acciones correctas pueden evitar tragedias. La sensibilización y el conocimiento son fundamentales para crear entornos más seguros.

Prevención de incendios en el hogar

La seguridad en el hogar es esencial para prevenir incidentes relacionados con el fuego. A continuación, estas son algunas de las medidas preventivas más eficaces que se pueden aplicar en el ámbito doméstico.

Instalación de detectores de humo

Los detectores de humo son dispositivos cruciales que alertan a los ocupantes sobre la presencia de fuego en su inicio, permitiendo una respuesta temprana y aumentando las probabilidades de una evacuación exitosa sin mayores daños ni pérdidas. Es importante mantener estos dispositivos en condiciones óptimas, realizando inspecciones periódicas y reemplazando las baterías según sea necesario.

Uso y mantenimiento de extintores

Contar con extintores en el hogar es una medida preventiva de gran relevancia. No obstante, es tan relevante como su presencia, el mantenimiento adecuado de estos equipos. Los extintores deben estar en un lugar visible y de fácil acceso, además de revisarse regularmente para asegurar su funcionamiento efectivo en caso de necesidad.

Inspección eléctrica y de gas

Las inspecciones periódicas de las instalaciones eléctricas y de gas son fundamentales para identificar y corregir potenciales riesgos de incendio. Una buena práctica es contratar a un profesional calificado para evaluar regularmente estas instalaciones y realizar las reparaciones o mejoras necesarias para garantizar la seguridad del hogar.

Medidas de seguridad post-incendio

Tras el control de un incendio, es crucial implementar una serie de medidas de seguridad para la rehabilitación del espacio afectado y la prevención de futuros siniestros.

Evaluación de daños y recuperación

Después de un incendio, se debe realizar una evaluación de los daños causados al inmueble. Esta evaluación permitirá establecer un plan de recuperación y en su caso, la reconstrucción de las áreas afectadas. Se recomienda la intervención de expertos en la materia para determinar la seguridad estructural y los trabajos necesarios para restaurar completamente el lugar.

Limpieza y restauración

La limpieza y restauración post-incendio deben llevarse a cabo por personal especializado, ya que este proceso puede implicar la manipulación de gases tóxicos y sustancias inflamables residuales. La correcta descontaminación del área asegura que el espacio vuelva a ser seguro para su ocupación.

Educación y simulacros de seguridad contra incendios

La educación en seguridad contra incendios y la realización de simulacros son medidas fundamentales que preparan a las personas para saber qué hacer en caso de incendios. Estas prácticas no solo salvan vidas, sino que también fomentan una cultura de prevención y conocimiento sobre cómo actuar frente al fuego.

Dentro del procedimiento necesario para realizar un simulacro de incendios exitoso hay algunos puntos a destacar: 

  • Establecer objetivos del simulacro: informar qué propósito tiene este evento es crucial para generar una práctica consciente en todos los asistentes. 
  • Desarrollar un plan de acción detallado: con relación al punto anterior, se define el plan a seguir y el rol de cada uno de los involucrados. 
  • Identificación de rutas de evacuación y puertas de emergencia: se tienen que ubicar las salidas de emergencia y probar el funcionamiento correcto de cada una de ellas. 
  • Selección del equipo de respuesta: esta práctica ayuda a definir qué personas pueden desarrollar un procedimiento ideal de seguridad. A partir de esto, se definen los roles permanentes de cada uno. 

Puedes leer nuestro artículo sobre simulacros de incendios para conocer de forma detallada todos los pasos a seguir en estas prácticas. 

Otras Entradas
Fases del fuego

Las fases del fuego constituyen un conocimiento crucial en la prevención, manejo y combate de incendios. Esta comprensión no solo

Leer más

Distribuidores de puertas contra fuego y salidas de emergencia